Madrid azotada por la tormenta del metal

Un festival, cuatro ciudades, tres bandas. El «Alma de Fuego Fest» es la propuesta de Zenobia para presentar su nuevo álbum, «Alma de Fuego II». El pasado 17 de marzo, fue el turno de Madrid.

A las 19.30h, con una puntualidad extrema, apareció Regresión para abrir el festival en la Sala Penélope. Llegaron con la clara intención de liberar a todos los «Prisioneros» que fueron encarcelados aquel fatídico «5 de noviembre». Cuarenta minutos que pasaron rápido y que dieron para mucho. Tiempo suficiente para que, con «La Balada de Trafalgar», aparecieran «Mil sirenas». Y es que, ¿hay algo mejor en «Un día como hoy», que alzar la voz y decir que «Sigo vivo»?

Guadaña fueron los siguientes. Con «Aún sigo en pie», nos enseñaron a todos a «Ser uno mismo». Y para quien tuviera dudas todavía, también mostraron eso de «Yo soy la ley». Ni siquiera el «Dios del trueno» pudo imponerse con su «Némesis», pues «Nuestra revolución» fue mayor. Fueron 60 minutos donde las voces de cantantes tuvieron una extraordinaria fusión, aunque no ocurrió lo mismo sobre el escenario, donde se les vio algo confusos y llegaron a molestarse entre ellos en un par de ocasiones.

No eran las 22.00h todavía. Por fin el plato fuerte, Zenobia. Con la rapidez con la que se disparan «100 dardos», los riojanos fueron apareciendo uno a uno en el escenario. La escalinata en la que rezaba el emblema «Militia est vita», junto a la imponente batería de Javi Herrero con los habituales platillos rojizos y la Z en los dos bombos, ocupaban la parte central del escenario. Mientras, como guardianes del reino, estaban el Genio de Aladdin y Jack, las mascotas de Víctor de Andrés.

Como si se tratara de «La última vez» y como si no hubiera un mañana, «Ícaro» apareció envuelto «Entre tinieblas». Venía dispuesto a dar guerra. Sin embargo, gracias a «El pacto», su «Corazón de hielo» reblandeció.

Los riojanos incluso nos llevaron hasta «Las arenas de Palmira». Era «Mi destino» llegar hasta allí. Igual que demostrar cuán «Valiente» soy. Aun así, a pesar de prometer que «No voy a llorar por ti», no pude evitar pedirte una cosa: «Vuelve». Por eso, acabé por mostrarme «Ante tus ojos».

Atravesamos miles de «Océanos de fuego». Era momento de reunirnos y cantar juntos aquello de «Brindemos por una canción». Con la furia ya desatada en la sala, se dirigió a mi uno de mis acompañantes al grito de «Mi alma es tempestad». Parecía convertirse en el mismísimo «Ángel Negro» y todo podría haber dado un giro dramático de no ser porque, mirándole a los ojos, le aseguré que «Borraré tu nombre».

Jorge daba el aviso, el último tirón del concierto no iba a ser coser y cantar. Comenzaba el abordaje y los disparos de cañones, con «Una de piratas». Afortunadamente, «La tormenta» no arreció en ningún momento. Ni siquiera cuando el concierto llego a su fin. Y es que la verdadera tormenta, la creamos nosotros. Es algo que, inevitablemente, «Lo llevo en la sangre».

Al finalizar el concierto, los componentes de la banda bajaron del escenario para compartir con los asistentes impresiones, comentarios y muchas fotografías. Pudimos preguntarles sobre sus próximas actuaciones, que serán en Bilbao y Barcelona, siguiendo la gira «Alma de Fuego Fest». También actuarán en los festivales Viña Rock y Leyendas del Rock. Y están planeando una visita a tierras latinoamericanas a finales de año.


Texto: Lourdes Martínez & Joaquín Corbí

Anuncios

«Nada que perder», el álbum más brutal y contundente de Fullresistance

En 2003, comenzaban las andadas en el mundo de la música. Tras catorce años y tres discos después, Fullresistance se plantan esta noche en la Sala Trashcan (Madrid), para presentar su cuarto trabajo «Nada que perder». Nueve temas, producidos bajo la atenta mirada de Alberto Marín (Def con Dos o Ankhara), que defenderán por primera vez en la capital.

Y es que Javier Samper, Iván Navarre Crespo, Miguel Ángel Samper, Pedro Javier Agustín y Alberto Izquierdo llegan dispuestos a todo.

Pregunta. ¿Por qué Fullresistance?

Fullresistance. Nosotros en un principio buscábamos un nombre que reflejara nuestra filosofía de hacer música y con Fullresistance lo conseguimos, ya que significa resistencia total. Además, nos sonaba bien y a la gente también se le quedaba fácilmente.

P. Filosofía de Fullresistance

F. Rock&Roll. Seguir haciendo lo que nos gusta, cueste lo que cueste y le pese a quien le pese. La música como modo de vida. Hacer nuestro trabajo lo más profesional que podamos y hacer disfrutar a la gente en los conciertos. Y pelear.

P. ¿De qué manera ha cambiado Fullresistance desde que empezó?

F. Musicalmente tenemos muchas influencias. Desde metal hasta el rock, pasando por el thrash. Todos aportamos nuestras ideas y el poso está ahí. Entonces, ¿cómo hemos evolucionado? Al principio, el grupo era mucho más rockero. Ahora, cada vez pesan más las composiciones metaleras. Siempre hemos sido rockeros y metaleros, pero el cambio nos lo ha pedido el cuerpo.

P. ¿Cómo se forja «Nada que perder»?

F. Después de casi dos años con la gira de «Dos minutos más», decidimos parar. No queríamos estar forzados a componer y a hacer directos a la vez. Quisimos disfrutar de cada momento. Así que tras el parón, empezamos a componer nuevos temas. Y en cosa de un año, ya teníamos todas las canciones de «Nada que perder».

P. ¿Cómo fue trabajar con Alberto Marín?

F. Una pasada. Trabajar con músicos del nivel de Alberto es increíble, no solo por la visión profesional que pueden aportarte. A nivel personal fue impresionante también, por la rapidez con la que ha conectado con nosotros. Estamos muy contentos. Contar con Alberto Marín es una de las mejores cosas que ha podido hacer Fullresistance.

P. ¿Hasta qué punto son importantes las letras en Fullresistance?

F. No es de lo menos relevante, pero somos un grupo muy guitarrero. Nos centramos más en el sonido, en las guitarras y en las bases. Javier, el vocalista, es quien se encarga de las letras y son un poco ambiguas. Habla de vivencias, de ocurrencias, que no siempre tienen por qué haberle pasado a él. Si bien es cierto que también tenemos algunos temas reivindicativos.

P. ¿Cómo afrontáis la nueva gira?

F. La afrontamos con muchas ganas. Sobre todo el concierto de Madrid, porque es una ciudad señalada. Principalmente para las bandas que no somos de aquí. Tenemos mucha ilusión con esta nueva gira, ya que el punto culminante siempre es llevar al directo nuestro disco y poder defender las nuevas canciones. Trataremos de tocar en el mayor número de lugares.

P. Recta final: definición de «Nada que perder» en dos o tres palabras.

F. Brutal. Contundente.


Cómo adentrarse «En la espiral» de Lori Meyers

Cuatro años han tardado. Pero es que todo lo bueno se hace esperar. Después de que en 2013, viera la luz «Impronta», llegaba el turno de «En la espiral». Con esta ansiado disco, los granadinos Lori Meyers, firman su vuelta a los escenarios. Aunque realmente, Noni López, Alejandro Méndez, Alfredo Núñez, Miguel López, J.J. Machuca y Miguel Martín, nunca se han terminado de bajar de ellos.

La gira «En la espiral» ya ha comenzado, y el próximo 24 de marzo pasará por Madrid. La Riviera será testigo del espectáculo de los de Granada, que irán acompañados por la banda madrileña, Naranja.

Pregunta. ¿Cómo nace «En la espiral»?

Alfredo. Nace después de un periodo largo de tiempo, porque llevábamos casi cuatro años sin editar disco. Pero sí que es cierto que casi los tres primeros años estuvimos de gira con «Impronta» y este nuevo álbum, lo empezamos a confeccionar hace poco más de un año. Surge en el local de ensayo, porque queríamos recuperar un poco esa esencia que habíamos perdido con tanta gira y tanto disco seguido. Necesitábamos un tiempo también para descansar, para volver al local, para perder el tiempo ahí y que emanaran nuevas ideas. En definitiva, queríamos que el nuevo disco fuera sincero, honesto y queríamos estar contentos con el resultado.

P. Casi cuatro años desde «Impronta». ¿No se ha hecho larga la espera?

A. En este tiempo en el que todo va tan rápido, creo que los grupos deberían tener más calma. En nuestro caso, no se ha hecho largo porque no hemos dejado de hacer cosas. Hasta el año pasado estuvimos con «Impronta». Así que fue terminar la gira y ponernos un poco con la cabeza en el nuevo álbum. Hemos tardado, pero era un tiempo que requeríamos. También grabamos en dos tandas, una fue en Casa Murada y la otra fue en Granada, con las voces y los arreglos. El proyecto también se atrasó un poco, por las mezclas, ya que tardamos en encontrar el resultado que buscábamos.

P. Aun así, no habéis dejado de girar. ¿El público no pedía más?

A. Creo que podríamos haber hecho incluso otro año de gira, porque no dejaban de llamar. Y la gente sí que es verdad que siempre quiere escuchar temas como «Mi realidad», «Emborracharme» o «Alta fidelidad». Pienso que fue más una cuestión nuestra que del público. Teníamos ganas ya de salir al escenario con nuevo material y poder defenderlo.

P. ¿Por qué «En la espiral»?, ¿qué sentido tiene el título?

A. El sentido es doble o incluso triple. Aunque la connotación no deja de ser la misma. El proceso de grabación del disco, ha sido un poco en espiral: meternos en el local de ensayo, darle vueltas a tres acordes, a los ritmos, a las canciones en sí, hasta que salían como queríamos. Además, el sentido de muchas letras también son muy en espiral: parece que la sociedad va a muchos sitios y a ninguno en concreto, la sobreinformación, la pérdida de valores…Todo ello nos lleva a una espiral de la que no sabemos salir, pero que no deja de tener un principio y un final.

P. ¿Cómo fue trabajar con Ricky Falkner como co-productor?

A. Muy bien, porque a Ricky ya lo conocíamos. De hecho, trabajamos con él en «Impronta». Solo tuvimos que decirle que necesitábamos unos oídos limpios, que vieran lo que nosotros no podíamos ver. Ricky ha sido co-productor, ya que nosotros mismos ya habíamos producido el disco. Lo que nos hacía falta era su visión, ese punto de gran músico, de multi-instrumentista y de amigo.

P. ¿Por qué elegir «Evolución» y «Siempre brilla el sol» como adelantos?

A. «Evolución» fue el tema cero. Hoy en día, antes de publicar el primer single, se saca un avance de lo que será el disco. Está bien, porque al final no singularizas en un solo tema y vas mostrando pinceladas de lo que es el disco en su conjunto. «Evolución» fue el primero porque reunía todos esos posibles matices del álbum: cambio en el sonido, en las estructuras de algunas canciones, el final tan cinematográfico, la letra que es tan autocrítica con el ser humano, etc.

P. El disco abre con «Vértigo I» y cierra con «Vértigo II». ¿Nos encontramos ante un disco circular?

A. Es precisamente un poco esa espiral. Tiene un prólogo y un epílogo, sí que es verdad. Y creo que entre esos dos puntos es donde se confecciona esa espiral. Le daba una connotación más a lo que es el título, pero en ningún momento se buscaba de manera consciente. Fue saliendo conforme avanzaba el álbum. Estas dos canciones son parecidas en cuanto a armonía, por lo que le daba ese carácter circular. Pero en cualquier caso, también suponen un principio y un final.

P. ¿Queda algo de los Lori Meyers de «Impronta» en «En la espiral»?

A. Queda todo de los Lori Meyers desde que nos juntamos en 1998. Obviamente, en cada disco evolucionamos, tanto personal como musicalmente. Yo creo que eso se refleja en cada álbum. Sin embargo, ningún disco se podría haber hecho si no hubiera existido el anterior. La carrera de un grupo siempre es consecuencia de sus trabajos anteriores.

P. ¿Cómo afrontáis la nueva gira?

A. Con muchas ganas, la verdad. Porque es algo que nos pone mucho a los artistas, el girar de nuevo y defender en el escenario las nuevas canciones. Tiene otra tensión, otros nervios diferentes, nuevas sensaciones. Queremos dar un pasito más, ya que entre otras cosas, vamos con una infraestructura mayor. La idea es avanzar y potenciar un poco el espectáculo.


 

«Beatin’ Around the Blues», segundo álbum de Memphis Train, llega a Madrid

El día en el que Víctor Sánchez (voz y guitarra), Borja Fernández (bajo), Alejandro Sierra (piano y órgano Hammond), Jorge Rodríguez (guitarra) y Miguel Galván (batería), crearon Memphis Train, nadie esperaba que se convirtieran en una de las bandas referentes del R&B en España. A día de hoy, con su segundo álbum en la calle, «Beatin’ Around the Blues», los madrileños están inmersos en esta nueva gira. La primera cita, el próximo 17 de marzo en el Intruso Bar de Madrid.

Pregunta. ¿De qué manera se conocen Memphis Train?

Alejandro Sierra. Varios de los miembros nos conocemos desde varios años. Víctor y Borja llevan tocando unos 9 años juntos en muchos proyectos. Más tarde me conocieron a mí, Sierra, hace unos 6 años. Hace cosa de 2 conocimos a Jorge y poco después a Miguel, para llevar un año y medio con esta formación.

P. ¿Qué tiene el R&B que no tenga otro género?

AS. Exactamente no sé qué puede tener respecto a otros géneros, va en función de gustos. A nosotros nos gusta porque es un género divertido, bailable, con mucho trasfondo y mucha personalidad por su estrecha raíz con la cultura y la sociedad.

P. ¿Qué supone para vosotros estar entre la programación de los clubes de música negra más importantes del país?

AS. Para nosotros supone un orgullo, porque es lo que nos gusta, lo que nos motiva y lo que mejor sabemos hacer.

P. ¿Cómo surge este segundo álbum, «Beatin’ Around the Blues»?

AS. Este nuevo álbum surge como el primero No buts, no maybes, de nuestra necesidad de seguir creando y contando historias. Somos una banda dinámica, no nos gustar estar quietos.

P. ¿Y cómo fue ese proceso creativo y compositivo del nuevo álbum, teniendo en cuenta que estabais inmersos con «No buts, no maybes»?

AS. Fue un proceso natural, durante un largo tiempo de gira las ideas van surgiendo, y ya sólo es cuestión de ponerlas en común y ‘ponerlas bonitas’ entre todos.

P. ¿No os hubiera gustado descansar un poco entre una gira y otra? Porque están bastante juntas las dos.

AS. No, como ya dije antes somos una banda dinámica e inquieta. Nos gusta estar constantemente trabajando y tocando, así que no tenemos problema en eso.

P. ¿Cómo definiríais «Beatin’ Around the Blues» en dos o tres palabras?

AS. Es un disco personal, más elaborado y bastante elegante.

P. ¿Por qué es en este disco en el que encontráis vuestro sonido y vuestra identidad?, ¿en este sentido qué diferencias existen respecto al anterior trabajo?

AS. Con No buts, no maybes éramos primerizos. Casi su creación fue un impulso, aunque estamos muy contentos con ese disco, porque de alguna manera puso el germen a lo que vendría después. Beatin’ Around the Blues ha estado más tiempo en la «cocina», es más elaborado.

P. ¿Qué supone para vosotros presentar el disco en El Intruso el próximo 17 de marzo?

AS. Bueno, para nosotros es un orgullo y un placer presentar Beatin’ Around the Blues en casa. Además de que El Intruso es un lugar espléndido. Solemos tocar mucho más fuera de Madrid, así que va a ser especial.

P. Después de Madrid, ¿cuál es el siguiente paso de Memphis Train?, ¿seguiréis girando?

AS. Por supuesto, ese es el plan, nuevo disco y gira.

RECOMENDACIONES MUSICALES DE MEMPHIS TRAIN

BB. King

Otis Rush

Muddy Waters

Sean Costello



Zenobia presenta «Alma de fuego II» en Madrid

A finales de 2016 publicaban su nuevo álbum, «Alma de fuego II». Y con el cambio de año, toca gira. El «Alma de Fuego Fest» comenzó el 11 de febrero en Burgos y el próximo 17 de marzo, llega a la capital del reino. Zenobia presentará su trabajo más reciente en la Sala Penélope de Madrid. No estarán solos, porque compartirán escenario con las bandas Regresión y Guadaña. Un tour, que continuará por las ciudades de Bilbao y Barcelona.

foto_zenobia

«Alma de fuego II» llega siete años después de su predecesor, del segundo álbum de la banda, el que fuera el más emblemático, «Alma de fuego». Con este nuevo trabajo, las demandas de los fans, obtienen su merecida respuesta. Y es que, tanto el título del nuevo disco, como el sonido del mismo, nos devuelven a los Zenobia más duros, a los Zenobia del año 2009.

El álbum ha sido grabado y mezclado, una vez más, por su productor habitual Dan Díez en los estudios Rock Lab de Haro (La Rioja).

Esta segunda entrega llega con novedades. Haber fichado por Maldito Récords no es la única. Jorge Berceo, Víctor de Andrés, Salva Hache y Javi Herrero, cuentan con una nueva incorporación en su banda: la de Ernesto Arranz a los teclados. Pero las buenas nueva no quedan ahí. El Orfeón Logroñés colaboró con Zenobia, en la grabación del tema «Militia est vita».

Zenobia en los Premios MIN

La banda riojana está también de enhorabuena, por haber pasado a la siguiente fase de los Premios MIN. Optaban a siete de las candidaturas de estos premios a la música independiente: Mejor Artista, Canción del Año, Mejor Álbum, Mejor Álbum de Rock, Mejor Productor, Mejor Videoclip Musical y Mejor Diseño Gráfico. Y el próximo 28 de marzo, sabremos si el nombre de Zenobia está entre los ganadores.


ENTRADAS DISPONIBLES EN TICKETEA

Viernes, 17 de marzo 2017

Sala Penélope (C/Hilarión Eslava, 36)

Metro: Moncloa

Apertura de puertas: 19.30h

Concierto: 20.00 horas


 

 

Oda al agua en «Mar abierto», el nuevo álbum de Jenny & The Mexicats

Se conocieron hace casi nueve años. Un ‘tablao’ flamenco fue suficiente para juntar a dos mexicanos, una inglesa y un español. Ese fue el gérmen de lo que hoy es Jenny & The Mexicats. Casi una década después, Jenny Ball, David González, Pantera e Icho presentan su tercer disco, «Mar abierto». Esta noche, la Joy Eslava de Madrid, será testigo de una auténtica revolución de géneros musicales, tan distintos como las nacionalidades de los miembros de esta multicultural banda.

j15

Pregiunta. ¿De qué manera se refleja en vuestra música, la multiculturalidad de la banda?

Pantera. Lo cierto es que no está hecho con ninguna intencionalidad. Simplemente, al juntarnos personas con diferentes caracteres y nacionalidades, sale. Nuestra música es el resultado de juntar a un guitarrista flamenco, a un contrabajista de rockabilly, una trompetista de música clásica y a un tipo influenciado por la timba cubana y el jazz. Es el idioma en común que hablamos.

Pregunta. ¿Cómo nace vuestro último álbum, «Mar abierto»?

Pantera. Fue un proceso un poco caótico, ya que cada uno aporta un género, unas letras, unas experiencias. Jenny, por ejemplo, compone muy poéticamente; mientras que David o yo, tenemos otro estilo y contamos nuestras experiencias sin tanta poesía. Eso sí, siempre intentamos que suenen bien, tratamos de hacer lo mejor de cada canción. La creación de este álbum fue muy divertida. Al final, acabamos todos hablando del agua, de la lluvia y de los temporales. De ahí, «Mar abierto».

Pregunta. ¿Y por qué, precisamente el agua como hilo conductor del disco?

Pantera. Fue casualidad. En su momento, cuando acabamos de montar los temas en el local de ensayo, nos dimos cuenta de que la temática común era el agua. Sin querer, encontramos el hilo conductor de este álbum. En cuanto al título, «Mar abierto», nos pareció una frase muy bonita y por eso la elegimos.

Pregunta. ¿Fue complicado crearlo durante la gira anterior?

Pantera. Más que complicado, fue trabajoso buscar ratos libres en los que pudiéramos parar y crear este nuevo álbum. Tuvimos que abrir el cajón y empezar a darle estructura a algunos de los temas, antes de entrar a grabarlos al estudio.

j17

Pregunta. ¿Cómo fue grabar de nuevo en los Estudios Valenzo de Ciudad de México?

Pantera. Muy bien, la verdad. Siempre intentamos trabajar con la gente que nos da buena vibra, buen rollo. Los productores son los mismos que nos ayudaron con los dos discos anteriores. Con los anteriores, tuvimos un «Disco de Oro» y algunos de los sencillos fueron «número 1» durante unas semanas. Así que, si algo funciona bien, ¿para qué vamos a cambiarlo?

Pregunta. La mitad de las canciones está en inglés y la otra en español. ¿Por qué se conoce a este sonido, como «sonido Mexicat»?

Pantera. Lo llamamos así, porque siempre nos intentan etiquetar y no sabemos cómo llamar a nuestro sonido. En México nos pasaba mucho: nos decían que si hacíamos pop en español, pop en inglés, que si música del mundo, que si es jazz. Así que, al final, surgió lo del sonido Mexicat como una broma y se quedó. Al principio, era algo entre nosotros, pero al final el término se expandió. Somos un poco el hijo bastardo de Amy Winehouse, con Paco de Lucía, Camarón y Elvis Presley.

Pregunta. ¿Qué supone para vosotros presentar «Mar abierto» en España?

Pantera. Es muy bonito para nosotros. Porque aunque seamos dos mexicanos, una inglesa y un español, la banda se creó en Madrid y empezamos a girar por toda España. En su momento, cuando empezamos y no teníamos todo el equipo humano actual, nos recorrimos todas las pequeñas salas del país. Y lo cierto es que nos gustaría quedarnos más tiempo, pero no podemos. Tenemos que seguir girando por EEUU, donde tenemos 22 fechas a partir del 10 de marzo. Además, también tenemos previsto viajar a México, Colombia, Argentina, Inglaterra o Alemania.

Pregunta. ¿No os hubiera gustado descansar un poco entre una gira y otra?

Pantera. Sí, quizás sí. Pero hay muchas cosas que contar y muchas letras que explotar todavía. Así que, casi preferimos enseñar todo lo que tenemos que enseñar antes de descansar.

Microcuentos

Microcuentos a partir de tres palabras por Andrea Landa Ferrer

Pocas Luces

Un viaje corto, una vuelta manzana.

Marta Villar

Relatos autoficcionados

El mundo de Gatsby

"Maldigo a todos esos locos que quieren gobernar la vida sin las palabras del poeta y sin las manos del artista."

Elocuencia Etérea

Blog de una periodista.

Escritura y música

En este espacio se encuentra una infinita interacción entre versos y canciones

Letras & Poesía

Literatura Independiente

Alex Martínez Web

Toda la información sobre la trayectoria profesional del actor

venerandum

"Abstraerse del momento por el simple hecho de recordarlo."

Mi vida en Tokio Blues

Una carta un 30 de septiembre, un mes de enero sangrando y un anillo para decir 'te quiero'