Rincones de Madrid: «La Neomudéjar»

La neomudejarEscondido en la estación de Atocha de Madrid, se encuentra el Museo de Arte Contemporáneo y de Vanguardia, La Neomudéjar. A pesar de no ser demasiado reconocido, medios como TVE se han hecho eco en diversas ocasiones de las exposiciones de este pintoresco lugar, al que ADIF alquila el terreno. Y es que, entre los tantos artistas que han pasado por La Neomudéjar, Ze Carrión se alza como uno de los más conocidos.

Creado en el año 2013 por Néstor Prieto y Francisco Brives, este museo se alza como el único museo de arte urbano y de vanguardia de la capital española. La crisis, en todos los ámbitos, que existía en esas fechas, no impidió que ambos artistas gallegos abrieran las puertas de La Neomudéjar. Brives no duda en afirmar que era necesario un lugar así en Madrid, por eso lo crearon. «Queríamos crear un espacio dedicado a las artes de vanguardia, que no están habitualmente en los museos. Además de dar cobijo a artes proscritas como el arte urbano o street art y darle una identidad museística. Todo este proceso siempre ha tenido que estar vinculado a una crítica social dentro de un espacio de resistencia», explica uno de los co-fundadores.

El museo se gestiona de manera autónoma, a través de una Asociación Cultural, formada por artistas y gestores culturales. «Disponemos de nuestros propios medios, generados por la actividad que realizamos en La Neomudéjar. No estamos acompañados institucionalmente, ni tenemos ningún recurso externo o subvención. Así y todo, el proyecto nunca se ha endeudado más allá de la capacidad económica que podía ir gestando». Y así es como sobrevive el centro, en su especial rincón de Atocha. Lejos de ver la ubicación como un «handi-cap», Francisco Brives cree que es una ventaja. «La primera vez que accedes no es sencillo, pero forma parte del encanto del lugar, el Madrid escondido».

ZEDiferenciación de otros museos

Inspirado en el tipo de museos existentes en Latinoamérica, La Neomudéjar recoge todo tipo de artes de vanguardia, que en los clásicos museos españoles no se suelen encontrar. Además, como dice su fundador, «queríamos dar cobijo a artes proscritas como el arte urbano». Un tipo de arte muy unido a la crítica social, tal y como el propio Brives reconoce. Con ese espíritu y con el del 15M, al que estuvieron muy pegados los fundadores, nació La Neomudéjar en plena crisis económica.

Por sus particulares salas, han pasado todo tipo de artistas urbanos y vanguardistas, desde Ze Carrión, del que TVE realizó un documental, hasta Marta Azparren, pasando por Luisa Álvarez o Jacqueline Bonacic-Doric, entre muchos otros. Pero no solo ellos, también han expuesto en el museo artistas extranjeros, cuyas obras han sido cedidas por sus países de origen a La Neomudéjar. De esta forma, Néstor Prieto y Francisco Brives, trajeron desde México, una de las últimas exposiciones de la sala madrileña.

Pero sin duda alguna, todos los artistas, cada uno con sus propio estilo personal, tienen algo en común: la contemporaneidad. Y es que el centro se caracteriza por exponer obras de artistas contemporáneos. «Defendemos que los museos recojan al artista vivo, al artista contemporáneo. Creemos que es una pérdida de valor cultural no apostar por ellos», cuenta uno de los fundadores de este museo madrileño. Éste, es uno de los tantos aspectos que diferencia a La Neomudéjar del resto de museos clásicos de la capital.

GenteNéstor y Francisco aseguran que nunca han expuesto ni expondrán en el museo, pues lo consideran contraproducente. «Nos hemos marcado desde el primer momento que a pesar de que somos artistas, no nos parecía ético ni moral tener nuestra obra programada dentro del propio centro. Cuando hay una intencionalidad museística para nosotros no tiene ningún sentido poner nuestro propio nombre», explica Francisco.

A pesar de las dificultades con las que se encontraron al abrir y todos los problemas con los que se han ido encontrando durante el camino, los fundadores de La Neomudéjar siguen luchando por hacerle un hueco a su museo en las guías turísticas. El objetivo, es que el Ayuntamiento llegue a escucharlos. Lo cierto, es que tienen a grandes museos con los que competir. El Reina Sofía está relativamente cerca. Poco parece que pueden hacer, si comparamos las visitas de uno y otro. ¿Por qué la gente elige visitar un museo u otro? Brives responde que depende de un factor educacional principalmente. «No estamos tan acostumbrados al hecho de la vanguardia. Hay una desigualdad, un desequilibrio muy grande de la promoción turística y promoción de los espacios, si nosotros tuviéramos una capacidad de inversión económica para una comunicación mayor, probablemente el espacio estaría lleno de visitantes».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Microcuentos

Microcuentos a partir de tres palabras por Andrea Landa Ferrer

Pocas Luces

Un viaje corto, una vuelta manzana.

Marta Villar

Relatos autoficcionados

El mundo de Gatsby

"Maldigo a todos esos locos que quieren gobernar la vida sin las palabras del poeta y sin las manos del artista."

Elocuencia Etérea

Blog de una periodista.

Escritura y música

En este espacio se encuentra una infinita interacción entre versos y canciones

Letras & Poesía

Literatura Independiente

Alex Martínez Web

Toda la información sobre la trayectoria profesional del actor

venerandum

"Abstraerse del momento por el simple hecho de recordarlo."

Mi vida en Tokio Blues

Una carta un 30 de septiembre, un mes de enero sangrando y un anillo para decir 'te quiero'

A %d blogueros les gusta esto: