Sufre mamón, el musical

11180956_10207529504224595_7129033194740354762_n

¿Quién no recuerda su etapa de la adolescencia? Las ganas incontrolables de salir con los amigos, esas mariposas cuando ves a la persona que te gusta, las dudas y por supuesto, esa inevitable sensación de que nuestros padres no nos entienden, olvidándonos de que ellos antes de ser adultos, han sido adolescentes. Por eso, de vez en cuando, viene bien una buena dosis de realidad. Más que nada para hacernos entender cómo es esa fase. O para hacernos recordar. ¿Y hay alguna manera mejor, que ver todas esas sensaciones convertidas en musical?

«Sufre mamón», obra protagonizada principalmente por adolescentes, supo reflejar a la perfección todas estas emociones, dudas y debates internos que todo ser humano ha experimentado en la etapa de la pubertad: desde la relación entre los propios adolescentes hasta la relación con los padres. Jóvenes de todas las edades e incluso niños, además de adultos, se subieron el sábado 25 de julio, sin miedo, al escenario del Teatro Principal de Monóvar. Y no solo una vez, sino dos. Un enorme trabajo en equipo, que bajo la dirección y supervisión de Xavi García, dio muy buenos resultados.

11813492_10207529508504702_3956074175320388024_nNo son profesionales, pero no por ello, tienen menos mérito. A pesar de ser una obra amateur, hubo gratas sorpresas por parte de todos los actores. Papeles que se salían por completo de la personalidad real de los chicos y chicas que estaban detrás de los personajes ficticios. Quizás, los cambios más radicales  y llamativos, pudieron verse en Raúl Gil, Berta Monzó, Ana Ruzafa o Santi Alberola, y en los adultos Carlos Maluenda y Lourdes Samper. También hubo grandes sorpresas entre los más pequeños del espectáculo: Quique, Martina y Belén. Sin duda alguna, una actuación de 10, la de todos y cada uno los actores.

Además, es importante destacar las voces de los actores, que lo dieron todo cantando. Realmente, había gente con talento, como María y Julia Sánchez. Y por supuesto, las coreografías. Gran mérito por parte de todos los intérpretes, tanto grandes como pequeños, a la hora de aprendérse los bailes e ir todos coordinados.

11705373_10207529510024740_7207890661014746140_nMás de dos horas de risas, pero sobre todo, de emociones, en las que por supuesto, hubo sorpresas más allá de la intepretación, voces y coreografías. Y es que, ¿quién se esperaba que aparecieran Tomás «El Escandalós» y José Miguel Sánchez, uno de los sacerdotes de Monóvar? Un puntazo en toda regla, que dejó patidifuso a más de uno, principalmente por los bailes y la «marcha» que llevaban los dos en el cuerpo.

Y es que, en muchas ocasiones, las ganas de hacer las cosas bien y el ímpetu por disfrutar de cada momento, mueven mundos.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Microcuentos

Microcuentos a partir de tres palabras por Andrea Landa Ferrer

Pocas Luces

Un viaje corto, una vuelta manzana.

Marta Villar

Relatos autoficcionados

El mundo de Gatsby

"Maldigo a todos esos locos que quieren gobernar la vida sin las palabras del poeta y sin las manos del artista."

Elocuencia Etérea

Blog de una periodista.

Escritura y música

En este espacio se encuentra una infinita interacción entre versos y canciones

Letras & Poesía

Literatura Independiente

Alex Martínez Web

Toda la información sobre la trayectoria profesional del actor

venerandum

"Abstraerse del momento por el simple hecho de recordarlo."

Mi vida en Tokio Blues

Una carta un 30 de septiembre, un mes de enero sangrando y un anillo para decir 'te quiero'

A %d blogueros les gusta esto: