Pago Justo

Pago Justo

Año 1968, Dagenham (Inglaterra). 187 mujeres trabajando en la planta de Ford de la ciudad británica, por un salario ínfimo en comparación a los 55.000 hombres del taller. Rita O’Grady y el resto de costureras de la empresa automovilística, se unen en pro de la igualdad salarial y social, inexistente en ese «mundo de hombres». Un parón de 24 horas que se transforma en una huelga de 3 semanas, y que provoca la desestabilización de toda una empresa. Con el delegado sindical y la secretaria de trabajo de su lado, las mujeres siguen adelante sin ser conscientes de todo lo que podrían llegar a conseguir. Gracias a su labor, el gobierno británico aprobó en el año 1970, la Equal Pay Act.

Un compromiso con la igualdad, que en la película va más allá del enfrentamiento con las instituciones parlamentarias británicas. La huelga de las trabajadoras de Ford no solo causó rencillas con la empresa automovilística y el gobierno, que no concebían una profesionalización del trabajo de las mujeres. La misma protagonista se enfrenta a su marido, que en un momento dado le echa en cara que nunca se ha portado mal con ella. «Ahora eres un santo, ¿es lo que me estás diciendo, Eddie?, ¿eres un maldito santo porque no has abusado de nosotros? ¡Esto es como debe de ser! ¿De qué crees que va toda esta maldita huelga? De hecho tienes razón, no eres un borracho, no eres jugador, te ocupas de los niños, no nos pegas a ninguno. ¡Oh, qué suerte tengo!, ¡por el amor de Dios, así es como debe de ser! Intenta entender eso. Son derechos, no privilegios».

En la misma línea, está el discurso final de Rita O’Grady ante los delegados de los Sindicatos de Trabajadores. «Estamos juntos en esto, hombres y mujeres. No estamos divididos por sexos. Sino por aquellos que están dispuestos a aceptar la injusticia. No es un privilegio el que las mujeres podamos aspirar a tener los mismos derechos que los hombres, es una cuestión de principios y justicia».

Una lucha contra el machismo y la desigualdad, comparable a la batalla librada por las sufragistas. Una lucha que hoy continúa, aunque de manera más sutil.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Microcuentos

Microcuentos a partir de tres palabras por Andrea Landa Ferrer

Pocas Luces

Un viaje corto, una vuelta manzana.

Marta Villar

Relatos autoficcionados

El mundo de Gatsby

"Maldigo a todos esos locos que quieren gobernar la vida sin las palabras del poeta y sin las manos del artista."

Elocuencia Etérea

Blog de una periodista.

Escritura y música

En este espacio se encuentra una infinita interacción entre versos y canciones

Letras & Poesía

Literatura Independiente

Alex Martínez Web

Toda la información sobre la trayectoria profesional del actor

venerandum

"Abstraerse del momento por el simple hecho de recordarlo."

Mi vida en Tokio Blues

Una carta un 30 de septiembre, un mes de enero sangrando y un anillo para decir 'te quiero'

A %d blogueros les gusta esto: