Perdiendo el norte

perdiendo el norte

Hugo (Yon González) y Braulio (Julián López) son dos jóvenes españoles con carrera universitaria y brillante futuro en Ciencias Económicas y Biología, respectivamente. Pero en España no. Ante la falta de posibilidades en su país, los dos amigos deciden emigrar a Alemania, con la esperanza de encontrar un puesto de trabajo cualificado. Y lo encuentran, pero no donde ellos desean. «Pronto descubrirán que sobrar en un sitio no significa ser necesario en otro y que perseguir el sueño alemán puede tener mucho de pesadilla».

Una película inspirada en miles de historias que actualmente, se repiten día sí y día también. Nacho G. Velilla consigue hacer de una situación complicada para los jóvenes españoles, una comedia con «puntazos». Momentos de risas los de Julián López esforzándose en hablar alemán, Younes Bachir tratando de enseñarle o Miki Esparbé, en el papel de hermano «porrero». Buena actuación de Yon González, que es mejor actor de lo que inicialmente creía. Úrsula Corberó y Blanca Suárez no son actrices que me gusten especialmente. De hecho, en «Física o Química» y «El Barco» dejaban bastante que desear, para mi gusto. Sin embargo, en «Perdiendo el norte» se marcan una buena interpretación. Lo cierto es que los papeles de niña pija y niña borde, los hacen bien. Malena Alterio, Carmen Machi, José Sacristán y Javier Cámara en su línea.

Divertida, bastante fiel a la situación actual española, pero con un final amoroso bastante predecible, como la gran mayoría de comedias románticas. «Perdiendo el norte» es ya una de las películas más taquilleras de este 2015, comparándose así a lo que fue «Ocho apellidos vascos» en 2014. Volvería a ver la cinta de Velilla varias veces, pero no pagaría de nuevo la entrada del cine. Todo lo contrario a lo que me pasó con el film de Emilio Martínez – Lázaro, que me pareció genial en todos los sentidos. O al menos en casi todos.


Anuncios

Leaving Spain

viajero (2)

Ni la universidad parece salvarnos del paro. Pero a veces merece la pena tomárselo con humor. Eso sí: a bastantes kilómetros de España. ¿Qué tal Londres? «Leaving Spain es un cómic que nos cuenta las andanzas de un joven empujado a emigrar por la crisis económica. Mi intención es dar un toque humorístico a esta triste realidad que nos toca vivir hoy en día», cuenta Óscar Ibáñez, licenciado en Bellas Artes y afincado en Edimburgo.

Pregunta. ¿Cómo nace Leaving Spain?

Óscar Ibáñez. El cómic nace por la necesidad de contar el fenómeno de la emigración actual, partiendo de mi propia experiencia y con un enfoque diferente al habitual, mucho más optimista que el de los medios de comunicación.

P. ¿En qué momento empezaste a dibujar las viñetas de este cómic?

O.I. Realmente, fue a los pocos meses de llegar al Reino Unido. Por un lado, sentía la necesidad de dibujar y por el otro, tenía muchas ganas de contar lo que estaba viviendo. Así que el cómic nace como una suma de estos dos factores.

P. Leaving Spain tiene tintes autobiográficos, pero sin embargo, el protagonista no tiene nombre. ¿Por qué desligarlo de Óscar Ibáñez?

O.I. Sí que es cierto que Leaving Spain parte de una base autobiográfica. El comienzo de la historia, sobre todo, se basa en mi propia experiencia. Sin embargo, cuando el cómic cogió ya cierta forma, dejé de lado esa idea y empecé a recoger anécdotas de mucha gente. Que el protagonista no tenga nombre es una manera de que todo el mundo se sienta identificado.

P. ¿Qué tipo de experiencias le pasan a un español viviendo en el extranjero?

O.I. Todas las imaginables y más. Muchos nos encontramos con la barrera idiomática, que puede generar situaciones muy divertidas, pero también puede ser un problema considerable. Lo cierto es que en general, todos sufrimos un choque cultural que nos termina enriqueciendo como personas.

P. ¿Por qué empezaste con el formato web – cómic?

O.I. El cómic – blog es un formato muy interesante para dar a conocer tu obra a través de las redes sociales. Además, en un principio no tenía intención de publicar la historia en papel, así que me pareció una manera genial de que la gente pudiera conocer Leaving Spain.

P. ¿En qué momento decidiste dar el salto al crowdfunding?

O.I. Fue la propia Editorial Libros.com, con la que voy a publicar Leaving Spain, la que me propuso el crowdfunding para financiar el proceso editorial de la obra.

P. ¿Esperabas tal éxito de Leaving Spain?

O.I. No, la verdad es que no esperaba que llegara tan lejos. Hay muchísima gente que me ha hablado y me ha dicho que se siente muy identificada con las viñetas. Este ha sido un factor clave.

P. ¿Qué planes de futuro tienes?, ¿continuarás con la historia?

O.I. De momento, tengo ilusión de ver la obra física en las tiendas y empezar con la campaña de promoción. Aunque todavía faltan unos meses para que el libro vea la luz. Esta será, de algún modo, la culminación de un proceso arduo pero agradecido.


Vídeo extraído de la página Libros.com

Vacío cuántico

P1000013

«La Sala Stereo está más llena que hace dos años. Parece que estamos haciendo algo bien», dijo Alberto en un momento de la noche. No es para menos. Después de que el tercer trabajo de Versos Rotos viera la luz, era momento de presentarlo. Vacío Cuántico nacía tras meses de preparación y varios días de exilio en los estudios Neo Music Box de Aranda del Duero. Un EP que hace vibrar, no solo por los temas en sí, también por lo que Alberto, Tomás, Jordi y Juan trasmiten mientras interpretan sus canciones. Canciones que se convierten en nuestras, una vez nos dejamos llevar y empezamos a saltar. O a movernos levemente, como «el que no quiere la cosa».

Hace unos meses pude hablar con Versos Rotos. Una entrevista que nos llevó más de una hora sentados en el césped de la universidad, y que no me dejó indifirente. Una amistad de toda la vida y un hobby que se ha convertido en «algo» más serio. Se puede decir que Jordi, Juan, Tomás y Alberto han crecido con Versos Rotos, y viceversa. Han evolucionado y madurado juntos. Y ahí siguen: luchando para que su sueño, el que empezó en el instituto o quizás antes, se convierta en una realidad. La clave está en no rendirse, porque al fin y al cabo, la vida no está hecha para los que quieren ir demasiado rápido.

Solo por ver cómo viven la música, merece la pena verlos. La suerte y el éxito no vienen por arte de magia, siempre hay que salir a por ellos. Pero no hay nada mejor que disfrutar mientras buscas tu lugar en el mundo.

P1000027

«Es una energía vital la que nos hace sentir, la que nos hace soñar»


El estanque dorado

Estanque

La vida pasa y los años pesan. Es inevitable llegar a ese punto de la vida en el que, cansado de todo, ves la muerte en cada esquina. O no. Quizás sea el modo en el que vivimos lo que nos hace ver el vaso medio vacío o medio lleno. Norman y Etel representan esas dos maneras de ver la vida. Él, pesimista a rabiar, sueña con su muerte. Ella, activa y positiva, es capaz de ver lo mejor de cada uno. Una obra maestra, no solo por la interpretación, también por el argumento. Un argumento tan real como cotidiano.

«En el estanque dorado. La edad. El miedo. El amor. La soledad. La risa. La lucha por la vida dentro de una familia. Una isla de esperanza frente al peligro de extinción: de la naturaleza, de la familia, de la pareja, de la vida. Una valiosa reflexión sobre lo difícil que es conseguir relaciones positivas. A cualquier edad. En cualquier momento. El goce es posible a pesar del implacable acoso del tiempo». Sin duda, la de Magüi Mira es la definición que mejor retrata la maestría de esta obra de teatro.

La actriz valenciana ha sido la encargada de dirigir la adaptación española de En el estanque dorado. El destino, Jesús Cimarro y la suerte, Lola Herrero hicieron que Magüi Mira se topara con el texto de esta obra. Los resultados han sido increíbles: casi dos años de gira por España y nadie sabe cuándo terminará. La directora explica que es el público el que decide, pero eso es relativo. No hay público sin un equipo con talento. Un grupo que después de tanto tiempo, sigue causando las mismas sensaciones que el primer día. Sensaciones que se convierten en lágrimas, aplausos, pero sobre todo en risas. Esta es la verdadera esencia de En el estanque dorado. «Es una historia preciosa, que habla de la vida y de la muerte, de lo que creemos que es el final de una persona. Aunque en realidad no es así», cuenta Magüi. «Es un relato que trata aspectos de los que nadie se atreve a hablar. Los medios de comunicación nos dicen cómo vivir de manera más saludable, pero no nos enseñan a afrontar estas dos realidades», añade.

magui

Acompañados por Luz Valdenebro, Camilo Rodríguez y Adrián Lamana, Lola Herrera y Héctor Alterio son los protagonistas de esta historia de amor. Porque al final, el amor es el sentimiento que predomina. «Lola y Héctor han sido capaces de crear una pareja imbatible. Nada más subir al escenario, dejan de ser ellos, para convertirse en Norman y Etel, un matrimonio que lleva 48 años casado», narra Magüi Mira. Pero la suma de fuerzas es lo que hace que el teatro sea tan especial. «Todo es importante, desde el texto original hasta la adaptación del mismo, de la que se ha encargado Emilio Hernández. En esta obra, también es imprescindible la música de David San José y la iluminación de José Manuel Guerra. Los actores, que son todos magníficos, no solo Lola y Héctor: Luz, Camilo y Adrián han realizado un trabajo espléndido», relata la directora. «Y por supuesto el público, sin el que no somos nada. A los espectadores les contamos la historia, intentamos que se emocionen, que se conmuevan. Ese es nuestro trabajo», añade.

¿Qué más queda por decir? Tal vez sea momento de despedirse. «Adiós, estanque dorado. Hasta el año que viene».

El misterio de RAYP

begastri1

Marzo de 2014, Tres Cantos (Madrid). El Festival de Literatura Infantil y Juvenil fue la chispa que Mª Jesús Juan y Marta Eme necesitaban. La primera semilla de lo que hoy es RAYP, se acababa de implantar en las mentes de las dos escritoras. Semilla que hasta el momento está bastante enterrada, pues todo lo que envuelve a esta novela es un enorme misterio. Hasta el mismo título, del que solo se conocen las siglas.

Asentando las bases

Dos murcianas natas que llevan las letras hasta lo más personal de sus vidas. De hecho, Mª Jesús es profesora de castellano y Marta periodista. Las dos se embarcaron hace un tiempo en un viaje que empezará a ver tierra en noviembre. Jamás habían escrito juntas, ni siquiera se lo habían planteado. «Marta estaba metida en su blog y yo en un proyecto de novela romántica que por ahora tengo aparcado. ¡Saltó la idea y nos olvidamos de todo lo demás!», cuenta Mª Jesús. «Si no recuerdo mal no tardamos más de dos semanas en ponernos a trabajar con RAYP. La historia pronto nos atrapó y nos volcamos en ella», añade la periodista.

Las pistas

El misterio alrededor del título de la novela acrecienta la tensión y el ansia de tenerla en las manos. Mientras tanto, los lectores necesitan señales que dejen entrever el argumento de RAYP. Lo cotidiano se entremezcla con la comedia, recogiendo así situaciones en las que todos en algún momento nos hemos metido. Otras sí que son más inusuales, pero no imposibles. Como dice Marta Eme, «ya conocemos el dicho: la realidad supera a la ficción». Murcia será el paisaje elegido por las autoras, que aprovechan para hacer un guiño a su tierra, y los personajes son «chavales corrientes» fáciles de identificar en nuestro entorno. Aunque claro, siempre habrá alguien que ponga al grupo en apuros.

A cuatro manos

Lo más atípico es el modo de producción del relato. Dos personas y cuatro manos, trabajando desde lugares diferentes de Murcia. Un final puesto en común y un desarrollo completamente libre. Como el juego de la «patata caliente», pero dejando volar la imaginación y transformándola en palabras. ¿Es tan difícil como parece escribir una novela de esta manera? «Puede que suene complicado, pero lo cierto es que ha sido todo muy sencillo. Ha sido una experiencia increíble porque además de relatar la historia eres lector y esa mezcla de sensaciones, creo que ha aportado mucha chispa al proyecto», narra Marta. «¡En dos semanas nos habíamos puesto en las 150 páginas!, ¡fue alucinante!», asegura la profesora y escritora. Eso sí, los esquemas argumetales no deben existir. «¿Sorpresas entre nosotras? Unas cuantas, pensar por ejemplo en algo que me gustaría escribir y ver el correo de vuelta con la escena que me imaginaba al completo», relata Mª Jesús. «Las sorpresas han estado a la orden del día, había ocasiones en las que no podía para de reír con las ocurrencias de Mariaje y otras en las que me quedaba atónita de la complicidad que tenemos», añade Marta.

Faltan 8 meses hasta noviembre, momento en el que RAYP verá la luz de la mano de la editorial Nowevolution. Y las autoras ya están para que les «dé un parpalete». Paciencia, amigas. Paciencia, lectores.

El alter ego de Andrés Andújar

andy

«Es un personaje que lo que quiere es pasárselo bien y no dejar indiferente a la gente con la que interactúa». Ese es Andy Andújar, el alter ego de Andrés. Humorista, monologuista o showman. «Andy es todo lo que no puedo hacer en mi día a día», asegura el polifacético artista.

Nacimiento

Puede decirse que Andy Andújar nació el mismo día que Andrés. «Esta faceta la tengo desde pequeño. Lo que pasa es que he empezado a explotarla durante estos últimos años. Me sentía un poco oprimido por la rutina y la monotonía, necesitaba sacar mi otro yo al exterior». Una necesidad que llevó a este comediante estudiar Arte Dramático en Madrid. «Cuando estás metido en el mundo de la actuación, siempre hay un gusanillo dentro que te pide que sigas», afirma el cómico. Así que un buen día, cámara en mano, salió Andy Andújar. «Me disfracé y empecé a interactuar con la gente, a provocarla en cierto modo para ver sus reacciones». Masuno Imagen llegó después. Tras un periodo de indecisión y unos cuantos vídeos vistos, la productora empezó a «echarle un cable» al showman.

¿Qué hace Andy Andújar?

Ganas de divertirse, unos cuantos disfraces y a probar a la gente en la calle. Casi parece un experimento sociológico para ver cómo reaccionan los ciudadanos de a pie, ante un tipo vestido de pollo e incluso de Jesús. «Hay gente que se parte de risa, gente que se asusta, personas que te quieren pegar y otras que se quedan con la boca abierta», explica Andújar. A veces roza la provocación con sus actuaciones, pero no deja de ser parte del espectáculo. ¿Y qué pasa entonces cuando los viandantes no se toman demasiado bien la broma? «Cuando grabamos el sketch de Jesucristo, lo hicimos justo al lado de la iglesia de Playa Lisa. Fue un momento delicado. Íbamos dos compañeros y yo, y a uno de ellos casi le tiran la cámara al suelo. Terminamos de rodar y recoger el material, nos subimos al coche que estaba aparcado muy cerca y las personas que salían de la parroquia empezaron a tirarnos piedras», narra el comediante.

Fase de producción

«Es cierto que en los sketches hay mucha improvisación, pero nosotros siempre escribimos un guion con lo que queremos hacer y con las localizaciones», cuenta Andújar. En este sentido, su amigo Rafa Rojas le ha ayudado mucho. De mayo a agosto, Andy se dedica a grabar todos y cada uno de sus vídeos, para editarlos y colgarlos durante el resto del año. A la espera de terminar con la segunda temporada, el humorista ha realizado algún que otro proyecto paralelo. Junto a sus compañeros de teatro, versionó el videojuego mundialmente conocido, Angry Birds. De esta manera, los Andy Birds se disfrazaron de pájaros furiosos, fueron a la plaza del Mercado Central de Elda con una cama elástica y se lanzaron contra la gente. Además, realiza funciones musicales, bien versionando melodías de otros artistas o interprentando alguna propia. «El show que estamos preparando, es un relato de hora y media, en el que compaginamos sketches, la representación de varios actores y música en directo. Contamos la historia de cómo Andy Andújar se convierte en una estrella y relacionamos cada vídeo con una canción».

Pago Justo

Pago Justo

Año 1968, Dagenham (Inglaterra). 187 mujeres trabajando en la planta de Ford de la ciudad británica, por un salario ínfimo en comparación a los 55.000 hombres del taller. Rita O’Grady y el resto de costureras de la empresa automovilística, se unen en pro de la igualdad salarial y social, inexistente en ese «mundo de hombres». Un parón de 24 horas que se transforma en una huelga de 3 semanas, y que provoca la desestabilización de toda una empresa. Con el delegado sindical y la secretaria de trabajo de su lado, las mujeres siguen adelante sin ser conscientes de todo lo que podrían llegar a conseguir. Gracias a su labor, el gobierno británico aprobó en el año 1970, la Equal Pay Act.

Un compromiso con la igualdad, que en la película va más allá del enfrentamiento con las instituciones parlamentarias británicas. La huelga de las trabajadoras de Ford no solo causó rencillas con la empresa automovilística y el gobierno, que no concebían una profesionalización del trabajo de las mujeres. La misma protagonista se enfrenta a su marido, que en un momento dado le echa en cara que nunca se ha portado mal con ella. «Ahora eres un santo, ¿es lo que me estás diciendo, Eddie?, ¿eres un maldito santo porque no has abusado de nosotros? ¡Esto es como debe de ser! ¿De qué crees que va toda esta maldita huelga? De hecho tienes razón, no eres un borracho, no eres jugador, te ocupas de los niños, no nos pegas a ninguno. ¡Oh, qué suerte tengo!, ¡por el amor de Dios, así es como debe de ser! Intenta entender eso. Son derechos, no privilegios».

En la misma línea, está el discurso final de Rita O’Grady ante los delegados de los Sindicatos de Trabajadores. «Estamos juntos en esto, hombres y mujeres. No estamos divididos por sexos. Sino por aquellos que están dispuestos a aceptar la injusticia. No es un privilegio el que las mujeres podamos aspirar a tener los mismos derechos que los hombres, es una cuestión de principios y justicia».

Una lucha contra el machismo y la desigualdad, comparable a la batalla librada por las sufragistas. Una lucha que hoy continúa, aunque de manera más sutil.


Somos Flanagan

AlgúnValiente

Mataró, 2006. Vic, Juli, Joan, Ferran, Pablo y Coqui creaban Flanagan e iniciaban su andadura en el mundo de la música, paso a paso pero sin flaquear. «Con paso lento, pero seguro». Tras presentar varias maquetas y diversos EPs, su primera gran criatura ha nacido, como «culminación de un proceso y al mismo tiempo como comienzo de una nueva etapa». Se llama «Algún Valiente».

1. ¿Qué os hace diferentes?
Nos gustan las melodías claras, arreglarlas a guitarrazos, y procuramos hacer conciertos potentes y divertidos. En verdad nuestra intención es hacer algo actual y fresco, pero no somos de escuchar mucho lo que están haciendo otras bandas.

2. ¿Cuáles son vuestras principales influencias?
Aquí sí que cada uno de la banda es de su padre y de su madre. Hay cosas de Radio Futura, Queen, The Smiths, cantamos Calamaro en el coche, veneramos a James Brown , crecimos con Dire Straits, nos vuelven locos los riff de AC/DC, los coros de los Beach Boys. Podríamos estar un buen rato diciendo nombres y aun nos dejaríamos alguno.

3. Publicasteis en 2014 «Algún Valiente», vuestro primer LP. ¿Cómo nació vuestra criatura?, ¿y qué lo hace tan especial?
Antes hicimos una maqueta y un EP, pero teníamos siempre la sensación de que no nos salía la energía que sacábamos en los directos. Fue entonces cuando decidimos que en «Algún Valiente» no nos tenía que volver a pasar lo mismo.

4. ¿Cómo fue trabajar con Valen Nieto?
La mezcla perfecta de no parar de reír y trabajar duro. Nos dejó libertad para hacer lo que llevábamos preparado del local de ensayo. Hay un momentazo suyo en una parte de una canción. Después de tenerla toda preparada nos preguntó: «Chicos, ¿qué queréis conseguir con esto? Es que esto no se hace así». Las reacciones no se hicieron esperar. La verdad es que Valen Nieto es una persona muy grande.

5. ¿Qué significa la expresión «estribillos de chicle»?
Creemos que «estribillos de chicle» es sinónimo de melodías fáciles de recordar, pero eso es cosa de Juanma Morón, amigo de la banda que aparte de ayudarnos con la letra de «Bastante más práctico», escribió la biografía. Nos aseguró que era una buena expresión.

6. En vuestra gira, pasaréis por Madrid, Barcelona, Toledo y Zaragoza. ¿Vendréis a Alicante?

La verdad es que nos lo están preguntando bastante. Ahora mismo si nos llega para el alquiler de la furgoneta y gasolina, vamos. De hecho tenemos muchas ganas.

LA CANCIÓN DE FLANAGAN

– La sinfonía nº 9 de Beethoven.


Conociendo a BudaSam

BUDASAM

Hard – rock con aires bilbaínos, y con influencias del rock de finales de los 80 y principios de los 90. BudaSam nace en 2011, de la mano de Iván González y Kike Herrero. Tras preparar las canciones del que sería el primer EP, «decidimos que queríamos desarrollar el grupo y tocar en directo», cuenta Kike. Y así se subieron al tren de BudaSam, Aitor Etxebarrena, Iñigo Arbaiza y Ander Alonso.

Como un torbellino, la banda bilbaína arrasó con uno de sus primeros singles No lo dejes escapar, situándose en la cabeza de la lista de la emisora Euzkadi Gaztea. Pero no solo eso. Participaron en el recopilatorio El Nuevo Legado de Efecto Diablo, siendo el segundo grupo más votado, y también aparecieron en el programa radiófonico Pecado Mortal, tras ser seleccionados entre más de 500 bandas.

Y durante este periodo de actividad incesante, grabaron sus dos primeros videoclips. El primero de ellos, Vivir. Gracias a la ayuda de los impulsores de Proyecto Vivi: India, Nepal, China, Vietnam y Camboya se convirtieron en algunos de los paisajes más representativos del vídeo. «En cada lugar que visitaban, pedían la colaboración de las personas, que al final aparecían con la letra de la canción escrita en carteles. Luego nosotros nos dedicamos a editar las imágenes», explican. El segundo de sus videoclips, tiene un escenario completamente diferente. Con Beso Vudú, pasan de lo «exótico» de Asia, a lo más «rockero». Un concierto, el público, la música de BudaSam y la sala La Cúpula de Bilbao.

Y en primavera de 2014, con la ayuda del productor Jagoba Ormaetxea, vio la luz el primer disco de la banda de Bilbao, Ensuciando el silencio. Una combinación de ritmos pausados, sentimentalistas y otros más duros, más rockeros, más «guitarreros». Un trabajo producto de la fluidez, de la rotura de los esquemas. «No seguimos ningún proceso de creación determinado. Un día podemos llegar con un ritmo de guitarra, y otro con unas frases escritas, por lo que le damos más prioridad al texto. Nos han criticado porque no seguimos una línea concreta y porque después de escuchar las canciones, no saben encasillarnos dentro de un estilo musical», narran los artistas.

¿Qué hay del futuro, entonces? «Estamos componiendo nuevos temas. Algunos están ya bastante avanzados. De todos modos, es un proceso que requiere tiempo, y más ahora que lo estamos compaginando con la gira», aseguran. Paciencia, pues.


Microcuentos

Microcuentos a partir de tres palabras por Andrea Landa Ferrer

Pocas Luces

Un viaje corto, una vuelta manzana.

Marta Villar

Relatos autoficcionados

El mundo de Gatsby

"Maldigo a todos esos locos que quieren gobernar la vida sin las palabras del poeta y sin las manos del artista."

Elocuencia Etérea

Blog de una periodista.

Escritura y música

En este espacio se encuentra una infinita interacción entre versos y canciones

Letras & Poesía

Literatura Independiente

Alex Martínez Web

Toda la información sobre la trayectoria profesional del actor

venerandum

"Abstraerse del momento por el simple hecho de recordarlo."

Mi vida en Tokio Blues

Una carta un 30 de septiembre, un mes de enero sangrando y un anillo para decir 'te quiero'