El mundo de Ele

ELE_(c)Antonio_Tomas_Sepulveda_4_recortada

Compositora y cantante. Ella es Elena Iturrieta, Ele. Con una mezcla de folk, soul, rhythm and blues y góspel, la artista aterriza en el panorama musical con su primer trabajo Summer Rain. Pero, ¿quién es Elena? “Sencillamente soy yo. No hay caretas ni máscaras. Pienso que cuando sacas adelante un proyecto tan personal, como para mí es la música, lo que haces es mostrarte cómo eres”.

Entrar en el mundo de la música

La educación y la música van de la mano en la vida de Elena. Aunque no ha dejado de hacer su trabajo, el ámbito artístico se ha ido haciendo hueco en su día a día. “Poco a poco, me fui dando cuenta de que disfrutaba mucho con la música”, cuenta la artista. Pero aun necesitaba un último empujón, ese que termina siendo decisivo, el que hace que elijas un camino u otro. “De hecho, cuando entré en este gran mundo, me dije: a ver qué pasa”, añade. La suerte nunca viene sola, pero con su talento, el éxito fue llegando. Pablo Cebrián se encargó de la producción del primer trabajo de Ele, Summer Rain. “Pablo me ha apoyado mucho, porque desde el principio supo lo que quería, lo que necesitaba y me ayudó a mejorar. Una vez terminado el disco, me ofreció firmar con Arcadia Music y acepté”, cuenta Elena. “La verdad es que con esta discográfica, me ha tocado la lotería. En todo momento han respetado mis decisiones como artista”, asegura.

Las influencias

No estancarte en un estilo musical. Esa es la clave del éxito de muchos artistas, músicos, compositores o cantantes. Dejarse llevar por melodías y letras diferentes: da igual soul, pop, rock o heavy. Lo importante es escuchar canciones que te transmitan alguna sensación. “Lo realmente importante es tener tu propia manera de hacer las cosas. Lo que te rodea, lo que escuchas y lo que vives es lo que termina influyéndote”. Ele ha evolucionado con un repertorio que va desde Leonard Cohen a Bruce Springsteen. Esta versatilidad a la hora de escuchar música, convierte el trabajo de Elena en una enorme confluencia de géneros.

Portada_ELE_Summer_Rain_B

Summer Rain

“Este disco es muy especial, porque es el primero que compongo. Tenía muchas ganas de grabarlo y publicarlo”, cuenta Elena Iturrieta. Un trabajo muy cuidado, con unas letras y unas melodías igual de importantes. Cada canción es un mundo. En Positivity y A Thousand Miles Away From You, el coro góspel se convierte en el máximo acompañante de Ele. Daniel and Charlie destaca por sus influencias del jazz de Nueva Orleans, también conocido como dixieland. Otros temas como Calling You, cantado a capella, reflejan el dolor humano ante las pérdidas. “Me encantaría que la gente escuchara Summer Rain y sacara sus propias conclusiones”, anhela la artista. Sin duda, un disco del que no se puede hablar. Sencillamente, hay que sentarse a escuchar.


“Todo el mundo hace su arte” – Elena Iturrieta

 

Miralls & Miratges

LOL

Todo empezó en Barcelona en el año 1997. Santi, Jordi, Joanra, Uri y Julián empezaban en el mundo de la música y creaban su primera maqueta para un concurso de la revista Ruta 66. La llamaron Love of lesbian. Pronto, los medios de comunicación bautizaron al grupo con el mismo nombre. Y cuando quisieron cambiarlo, ya era demasiado tarde.

Evolución

Los inicios de Love of lesbian estuvieron marcados por sus canciones en inglés. Así nacieron los tres primeros discos de la banda, Microscopic Movies, It is fiction? y Ungravity. “Nos dejamos llevar por el momento, por el país, por lo que se escuchaba en ese momento. Luego nos dimos cuenta de que cantar en inglés no nos llevaba a ningún sitio”, explica el guitarrista de la banda, Jordi Roig. El año 2005 fue su punto de inflexión. Dejaron el idioma anglosajón a un lado y se pasaron al castellano. “Queríamos hacer un trabajo más artístico y más para nosotros”, cuenta Jordi. Y el experimento salió bien, aunque ellos tenían otros planes para el grupo. “Nuestro propósito inicial era sacar un disco, hacer diez conciertos y dejarlo”, añade. Pero los seguidores y el éxito, no dejaron que se marcharan sin más.

La profundidad de los temas

“Un artista indie es aquel que sale adelante con sus propios medios. Él se lo guisa y él se lo come. Crea sus canciones, las graba, elige la portada de sus discos”, dice Jordi Roig. En Love of lesbian, Santi Balmes es quien escribe las letras de los temas. “Santi es muy hiperactivo a la hora de componer, puede dedicarle cuatro o cinco folios a una canción. Recrea y retrata historias, cuya fuente de inspiración es la vida misma”, cuenta el guitarrista del grupo. El resultado: temas profundos, capaces de atrapar a quien busque entenderlos. Y por esta razón, están enmarcados dentro del género indie.

De manera paralela, el vocalista de Love of lesbian, ha publicado varios cuentos y novelas. “Para cualquier banda, es tranquilizador que el líder desarrolle su creatividad escribiendo libros, y no haciendo carrera en solitario”, bromea Roig.

La noche eterna. Los días no vividos

En 2012, la banda catalana sorprendía a sus fans con un doble disco, el séptimo trabajo de su carrera, que recogía todas las experiencias vividas durante la gira de 1999. Viajes, conciertos, noches en vela y mañanas dormidas. Todo ello queda reflejado en La noche eterna. Los días no vividos, el disco más importante para los componentes del grupo. “El disco refleja aquellos días en los que no estás, porque vives por la noche”, explica Jordi. Una reflexión sobre la ausencia, la pérdida de momentos por estar lejos, sobre la vida nocturna y sus misterios.

M&M

Miralls i miratges. Espejos y espejismos

“La música como espejo de tu realidad, o la música como creadora de espejismos donde refugiarse. Una dualidad que muchas veces se confunde en una misma melodía y un mismo verso”. Bajo esta premisa, nace Miralls & Miratges. Las canciones más hirientes e íntimas de Love of lesbian, llevadas al teatro. “Nos fascinaba la idea de crear un proyecto diferente. No es una obra de teatro, es más bien una representación de algunos de nuestros temas”, explica Jordi Roig. Guillem Albà y Blai Rodríguez son los encargados de teatralizar las melodías de la banda, con la ayuda de cajas de cartón, maniquíes y teatros de sombras.

“En la habitación de la memoria hay espejos, polvo y alguna bonita mentira”, recita Santi Balmes. El público calla y el espectáculo empieza.

El duelo

Nadie está preparado para la muerte. Desde pequeños, nos enseñan a vivir, pero no hay nadie que nos explique cómo afrontar las pérdidas. La falta de preparación y la percepción de la vida como algo eterno, tan solo nos complican más el proceso del duelo.

La negación aparece en primer lugar, como mecanismo de defensa. Pretextos y excusas para retrasar una realidad que no queremos aceptar. Cualquier cosa a la que aferrarnos, su última conexión, sus últimos mensajes, sus últimas fotos, con tal de no reconocer que la pérdida ya se ha producido.

A continuación, llega la negociación. Hacer un trato con la realidad para que nos devuelva a esa persona que queremos que siga entre nosotros. Quizás sea la fase más personal del proceso, ya que cada uno busca su propia manera de pactar.

El choque brusco con lo que verdaderamente ha ocurrido, da paso a la depresión. La tristeza nos asalta y dejamos de pelear. Sencillamente, nos resignamos.

Rabia, impotencia, enfado, millones de porqués: ¿por qué él?, ¿por qué ahora?, dan paso a la ira. ¿Por qué el destino quiso que pasara? Podría haberse portado mejor con nosotros y con él, podría habernos dado una tregua, algo que nos diera esperanza. Pero no.

Entonces, tocaremos fondo. Cuando parezca que no podamos salir, llegará la aceptación para convertirse en la luz que alumbra el final de este oscuro túnel.

La Habitación Roja

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En el año 1994, L’Eliana vio nacer a La Habitación Roja. Jorge Martí y José Marco fueron los impulsores de la banda, a la que pronto se unieron Pau Roca, Marc Greenwood y Jordi Sapena. Dos décadas después, este grupo enmarcado dentro del género indie-rock, se mantiene unido, convirtiéndose así en uno de los más consolidados del panorama musical español.

Veinte años de música

La Habitación Roja no nació en un momento puntual. Al principio, éramos un grupo de amigos que se juntaban para hacer canciones y pasar un buen rato juntos. Sí que es cierto que en los inicios, tras grabar nuestra primera maqueta, nos recorrimos toda Valencia dando conciertos”, explica el guitarrista del grupo, Pau Roca. Pero mantenerse tantos años en el ámbito musical, sin duda es complicado. Y más cuando se llevan a cabo otros proyectos paralelos. Juntarse, hacer las canciones y grabar puede ser un problema. Sin embargo, Pau cuenta que es lo más difícil es encontrar a las personas adecuadas. “Nosotros hemos tenido suerte porque nos complementamos, congeniamos y trabajamos muy a gusto. Hay muy buena comunicación entre nosotros”.

Indie-rock

El género indie se ha convertido en los últimos años en un fenómeno mundial, imposible de frenar. Multitud de grupos e incluso escritores se enmarcan dentro de esta corriente, asociada a la independencia. El Sonorama es uno de los grandes festivales musicales, en el que actúan muchas de estas bandas y por supuesto, La Habitación Roja no ha sido una excepción. “No es la primera vez que actuamos, pero siempre es una gran experiencia participar en este festival”. Sin embargo, aunque se les etiquete como grupo “indie-rock”, ellos prefieren no encuadrarse dentro de ningún género.  “Nosotros vamos haciendo las canciones de la manera que más nos gusta, no nos planteamos ningún estilo ni pensamos en qué pasará”, cuenta Pau Roca.

PORTADAS_LHR

La moneda al aire

Los componentes de La Habitación Roja han llegado a 2014 unidos y con nueve trabajos publicados. La moneda al aire es el último y quizás, el mejor disco de su carrera. Con menos guitarras y con mayor potencia en la base rítmica, los arreglos y las voces, La Habitación Roja ha alcanzado un gran reconocimiento. “Las canciones debían funcionar con menos elementos y había que tirar menos de la distorsión en las guitarras. También nos apetecía llegar más allá en un tipo de canción en el que no nos hemos prodigado mucho”, cuentan los chicos de la banda. El lugar de la grabación ha sido muy especial para ellos, ya que por los Estudios Rockfield de Gales han pasado artistas como Black Sabbath, Motorhead, Oasis, New Order o Coldplay. “Un montón de nuestras bandas y cantantes favoritos han estado en estos estudios. Ha sido muy gratificante grabar en Rockfield. Además, queríamos que nuestro disco naciera en el mejor estudio y con los mejores medios técnicos”.

Tal como prodigan, “la suerte está echada y la moneda está en el aire”.


Microcuentos

Microcuentos a partir de tres palabras por Andrea Landa Ferrer

Pocas Luces

Un viaje corto, una vuelta manzana.

Marta Villar

Relatos autoficcionados

El mundo de Gatsby

"Maldigo a todos esos locos que quieren gobernar la vida sin las palabras del poeta y sin las manos del artista."

Elocuencia Etérea

Blog de una periodista.

Escritura y música

En este espacio se encuentra una infinita interacción entre versos y canciones

Letras & Poesía

Literatura Independiente

Alex Martínez Web

Toda la información sobre la trayectoria profesional del actor

venerandum

"Abstraerse del momento por el simple hecho de recordarlo."

Mi vida en Tokio Blues

Una carta un 30 de septiembre, un mes de enero sangrando y un anillo para decir 'te quiero'