Tras la estela de Versos Rotos

versos-rotos-alicante

Año 2006, se acerca el festival de fin de curso. Alberto Guillén, Tomás Gomis, Jordi Hernández y Juan Toledo van a clase juntos y deciden actuar en su instituto. No tienen un nombre artístico, pero su profesora de literatura les echa una mano. Así nace Versos Rotos. Ocho años después continúan trabajando juntos. Con dos EPs publicados y un concurso que marcó un antes y un después en su trayectoria, se preparan para grabar su tercer trabajo en febrero.

La inspiración

“Alberto trae la base rítmica y la melodía de la voz. A partir de ahí, trabajamos los cuatro hasta que todo va cogiendo forma. A veces, salen canciones completamente diferentes a las que teníamos pensadas”, explica Tomás. “Juntos sacamos lo que es el eléctrico: la batería, el bajo, que la guitarra vaya en armonía con la voz. Esto es lo más difícil”, aclara Alberto. “A veces, la inspiración viene en dos horas y en otras ocasiones tarda una semana en aparecer. Para escribir las letras, intento motivarme, contagiarme”, añade el vocalista.

El punto de inflexión

Como cada año, la concha de la Explanada de Alicante acoge el certamen de Promoción de Música Joven. Era el año 2010 cuando los chicos de Versos Rotos se presentaron, proclamándose al fin los ganadores de esta decimotercera edición. “A partir de ese momento, recibimos llamadas para actuar en diferentes lugares. Lo cierto es que cualquier concurso te ayuda: no solo aumenta la repercusión mediática, también nuestra motivación. Además, coincidió con la salida de nuestro primer EP”, explica Juan. “Ganar un premio significa que otras personas reconocen tu trabajo”, añade Tomás. Este fue el verdadero punto de inflexión para la banda. “La música pasó de ser un hobby a ser algo serio. Día a día, trabajamos para profesionalizarnos más”, asegura Jordi.

hemistiquio

Hemistiquio

Hemistiquio nace en un momento en el que necesitábamos grabar. Nuestro último trabajo fue en 2010 y habían pasado 3 años desde entonces. Teníamos un sonido diferente al del primer EP, así que hablamos con Roberto, el productor y comenzamos a grabar”, cuentan los artistas. Intenso, eléctrico, enérgico, bailable. Así es Hemistiquio, según los chicos de Versos Rotos. Tanto nacional como internacionalmente, la acogida ha sido enorme. “Gracias a las redes sociales, nuestro trabajo ha llegado hasta Latinoamérica. En España, hemos actuado en Madrid, Barcelona, Cádiz, Murcia. Al principio no salíamos de Alicante”, narran. “Nuestro proyecto ya tiene otra perspectiva. Antes éramos un grupo de amigos que se juntaban para pasarlo bien”.

Sobrevivir en el mundo de la música

¿Quién no sabe lo sacrificada que es la música? Tiempo, dedicación, trabajo y sobre todo, paciencia. Nadie te regala nada en la vida, y menos en el ámbito artístico. Durante los ocho años de vida de Versos Rotos, Alberto, Tomás, Jordi y Juan han compartido escenario con Love of lesbian, Miss Caffeina, Sidecar, Supersubmarina, Sexy Zebras y The Sunday Drivers. “Ves de otra manera la música, ya que trabajas con grupos que viven prácticamente de este mundo y te contagian esas ganas de seguir. Siempre nos repiten lo mismo: que trabajemos y nunca tiremos la toalla. La gente nos anima a pelear por nuestro proyecto”, cuentan los jóvenes artistas. Desde 2008 están luchando por hacerse un hueco en el panorama musical, con la única ayuda de ellos mismos. “De momento, salimos adelante con nuestros propios medios y recursos. Podríamos recurrir al crowdfunding, pero es un arma de doble filo y no nos atrevemos a hacer una campaña de este tipo”, explican. “De todos modos, si algún día tuviéramos que hacerlo, nos lo plantearíamos”, añaden.

Marcar la diferencia

“Parecerá un tópico, pero lo que nos hace diferentes como artistas, es que somos amigos. Pero cuatro amigos de verdad, que comparten experiencias del día a día y disfrutan haciendo música”, asegura Tomás Gomis. “Además, desde el festival de fin de curso de 2006, tenemos un objetivo común, Versos Rotos. Nuestra amistad y unión nos han mantenido hasta ahora. Son los valores que nos dan la fortaleza que necesitamos”, concluye. Así hacen vibrar a la gente y consiguen no dar tregua durante sus conciertos.  Pop, rock, indie, ¿qué más da? “Dejamos que cada uno interprete nuestra música. El estilo sale de manera paralela a nuestras canciones”.


“Que empiece ya esta función”

https://twitter.com/VersosRotos

https://www.facebook.com/versosrotos

 

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Trackback: Vacío cuántico | Verdadera Locura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Microcuentos

Microcuentos a partir de tres palabras por Andrea Landa Ferrer

Pocas Luces

Un viaje corto, una vuelta manzana.

Marta Villar

Relatos autoficcionados

El mundo de Gatsby

"Maldigo a todos esos locos que quieren gobernar la vida sin las palabras del poeta y sin las manos del artista."

Elocuencia Etérea

Blog de una periodista.

Escritura y música

En este espacio se encuentra una infinita interacción entre versos y canciones

Letras & Poesía

Literatura Independiente

Alex Martínez Web

Toda la información sobre la trayectoria profesional del actor

venerandum

"Abstraerse del momento por el simple hecho de recordarlo."

Mi vida en Tokio Blues

Una carta un 30 de septiembre, un mes de enero sangrando y un anillo para decir 'te quiero'

A %d blogueros les gusta esto: