De España a Europa

Imagen

“La democracia es el gobierno del pueblo, por el pueblo, para el pueblo”, pronunciaba Lincoln. Dos siglos después, uno de los tantos derechos de los ciudadanos de la Unión Europea, es decidir quién los representa. Cada cuatro años, se elige presidente del gobierno, alcalde o eurodiputados.

Pero, ¿para qué sirven los eurodiputados? Para representar a cada país miembro dentro de la Unión Europea. Como cuenta el politólogo Eli Gallardo, las elecciones europeas son unas grandes desconocidas. “Hay votantes que expresan su opción pensando en la política española y no en la europea”, añade.

Estas votaciones no han estado exentas de polémica. El alto número de abstenciones, que roza el 55%, no ha impedido que nuevos partidos se abran paso en el panorama político y pongan contra las cuerdas a los grandes, PP y PSOE.

Imagen

Alternativas

Muchos ciudadanos españoles no tienen ideología clara y militan entre un partido y otro. No existen más opciones además del PP y PSOE, por lo que votan en función de las medidas tomadas por los políticos en cada legislatura y sus consecuencias. Sin embargo, hay muchas más personas que deciden abstenerse. ¿Por qué? “No votar puede ser una falta de alternativas o un exceso. En estas europeas se podía elegir entre casi 40 candidaturas, y la gente no dispone de tiempo ni recursos para informarse”, cuenta Gallardo. Pero, ¿hasta qué punto no votar es un acto de protesta? “Hay teorías en la Ciencia Política que afirman que esta abstención se debe a una satisfacción con el modelo de la UE. Otras consideran estas elecciones como de segundo orden”, explica el politólogo. “La protesta de los activos políticamente suele expresarse a través de votos de castigo, en blanco y nulos. Para los perezosos y apáticos, es una excusa”, añade.

La campaña

Bastantes han sido los casos de políticos que, por no seguir el guion, han soltado joyas que quedarán para el recuerdo. Las caras de circunstancia de Zapatero cada vez que le hablaban en inglés o el spanglish de Ana Botella son los casos más sonados. Según Gallardo: “La entrada del marketing y la publicidad en la política ha pervertido el fondo de este mundo. Hoy vale más dar un titular pegadizo, que legislar durante cuatro años”.

En esta campaña, Miguel Arias Cañete es el que se saltó el protocolo al decir ante su oponente Elena Valenciano: “Debatir con una mujer es complicado porque mostrar superioridad intelectual parece machista”. Aunque las disculpas llegaron varios días después, en las redes sociales saltaron chispas. La cuestión es, ¿repercuten o no estos comentarios personales en las votaciones de los electores? Eli Gallardo explicó: “El electorado del PP es fiel, y un comentario tan desafortunado no frenará a sus votantes –ni aunque sean mujeres agraviadas por sus palabras-. Es más probable que se abstengan de votar”.

¿Cómo respondió el PSOE? Según el politólogo: “Se agarraron a un clavo ardiendo. Al igual que el PP, los socialistas también carecen de programa y lo ocultan tratando de frenar a la derecha”. De la cabeza de lista, dice que “se lo jugó todo a mitinear y salvó los muebles gracias a los errores garrafales de Cañete”.

Realmente, que las dos grandes fuerzas políticas se descalifiquen constantemente es lo que los desautoriza ante el pueblo. Lo más curioso es que parecen no ser conscientes de ello. “Sí que se dan cuenta de que sus figuras están dañadas, pero no como deberían. Muchos de ellos no socializan, viven entre gabinetes, declaraciones de prensa y reuniones, pero no saben qué pasa en la calle”, cuenta Gallardo. “Los órganos directivos sí lo son, pero los partidos son organizaciones pesadas donde los cambios tardan en efectuarse. Hasta ahora no había apenas competencia, pero la situación ha cambiado”, continúa.

Conseguir votos

Actualmente, el problema que más asola a los españoles es el desempleo. Desde su postura, los dos grandes partidos políticos tratan de esperanzar a la población con el objetivo de conseguir más votantes. ¿En qué argumentos se amparan cada uno de ellos?

El Partido Popular defiende que la salida de la crisis es inminente y que el descenso de la desocupación es evidente. Sin embargo, la realidad es que cada vez hay menos personas adscritas en las oficinas de empleo, por lo que este problema sigue latente. Eli Gallardo, afirma que el gobierno legisla en función de las encuestas que se han publicado. “La gente que ya no se inscribe, sigue siendo población desocupada, que no aparece en las cifras de la bajada del paro. El desempleo estructural es mayor cada día”.

Por su parte, los socialistas se amparan en la defensa de los derechos de los ciudadanos. Según el director de Más Politología, “es arriesgado que apelen a un argumento del que ellos mismos han sido culpables. Los ciudadanos han pasado de disponer crédito y malgastar en productos innecesarios, a no llegar a fin de mes incluso trabajando. Y lo peor es que las pocas medidas que se proponen no ofrecen seguridad de mejora”.

Sin duda, de los resultados de estas elecciones se obtienen algunas conclusiones. A nivel nacional, España ha experimentado un gran cambio: PP y PSOE no han llegado al 50% de las votaciones, y otros partidos minoritarios como Podemos han tomado la delantera, convirtiéndose en la quinta fuerza política. Sin embargo, el problema de la abstención continúa presente. Internacionalmente, un sentimiento ultraderechista ha aflorado en países como Francia, Austria o Dinamarca. “Hay un gran descontento entre la población. Por eso, la extrema derecha, y también la izquierda están triunfando. Ante este tipo de situaciones, las posturas radicales ascienden, ya que los ciudadanos se abrazan a los grupos que le dan soluciones a sus problemas”, explica el profesor de historia José Antonio Giménez.

 

Conversaciones con mamá

Imagen

Arthur Miller decía: “El teatro no puede desaparecer porque es el único arte donde la humanidad se enfrenta a sí misma”. Conversaciones con mamá es un claro ejemplo de ello. Es una obra tan real como magnífica. Los problemas que asolan a nuestra sociedad van desde el trabajo, la crisis y el dinero hasta el amor, pasando por el egoísmo y el orgullo. Y así lo muestran Jaime y su madre. Él está ahogado en un mar de conflictos económicos y personales; y ella, con tranquilidad y buen humor, vive en un mundo donde las penurias ya han quedado atrás. Durante hora y media mantienen una larga charla, en la que rescatan recuerdos y secretos guardados bajo llave. Filosofan, hablan de la vida, dejan de lado la típicas conversaciones telefónicas madre-hijo, que se hacen por cortesía…Esta obra, muestra el valor real de los padres, en especial el de las madres. ¿Qué haríamos sin ellas?

Gran error sería juzgar esta historia sin ni siquiera verla. Puede resultar tedioso ver cómo dos personajes simplemente conversan entre ellos durante una hora y media. Yo misma creía que me cansaría o me aburriría. Pero para nada es así. Desde el minuto cero, Juan Echanove y María Galiana provocan en los espectadores una mezcla de sentimientos, que hace mantenerlos alerta ante los giros que da la historia. Sin duda, para mí, la palabra que mejor define Conversaciones con mamá es sublime. Realmente es una auténtica obra de arte.

Demostrado queda que no se necesitan muchos actores para llenar el escenario, ni una historia muy elaborada para ocupar todas las butacas. Basta con dos artistas y con un guion sencillo y fiel a la realidad de todos los españoles. Sobra con que estén Doña Herminia y Miguel Alcántara, para hacer que el público disfrute de Mamá y de Jaime. Séneca definía esta realidad a la perfección: “La vida es como una obra de teatro: no es la duración sino la excelencia de los actores lo que importa”.

Ser un mecenas

Imagen

Grecia y Roma fueron, sin duda alguna, las cunas de la cultura en Occidente. Así lo demostraron autores como Horacio y Virgilio, que gracias a la ayuda de Cayo Mecenas se convirtieron en dos de los referentes más importantes de la literatura. Sin embargo, la época de máximo esplendor del mecenazgo fue el Renacimiento: Brunelleschi, Donatello, Rafael Sanzio o Miguel Ángel son solo algunos de los artistas descubiertos por terceras personas.

Esta práctica ha perdurado en el tiempo. Y por supuesto, ha evolucionado. Internet ha abierto muchas puertas a todo aquel que quería sacar adelante su proyecto: cine, música, literatura…ha servido además para descubrir a jóvenes promesas con talentos ocultos. De esta manera, en España surgieron plataformas como Lanzanos o Verkami.  Maxi Velloso, Paco Soto, Alfredo Navarro, Pilar Arejo o J.P. Prewitt son solo algunos de los artistas que  han revolucionado  el panorama cinematográfico y musical alicantino.

Durante años, el micromecenazgo ha funcionado bien. El artista acude con su proyecto a las plataformas de crowdfunding, y a través de ellas, personas y empresas aportan su granito de arena. Para ello, como dice Alfredo Navarro “hay que ser sincero, decir cómo vas a desarrollar tu idea, para que las personas decidan invertir o no”. La verdadera pregunta es que si este modelo de financiación ha dado buenos resultados, ¿por qué cambiarlo? ¿Existe una necesidad real de regular el crowdfunding o es una excusa del gobierno?

El Anteproyecto

Según el gobierno, el proyecto de ley pretende regularizar esta práctica, para “garantizar la transparencia y que los inversores dispongan de información suficiente”. De esta manera, 3.000€ será el límite de inversión por proyecto y 6.000€ por plataforma. Además, el texto preliminar establece que cada empresa debe tener unos requisitos financieros mínimos y un seguro de responsabilidad civil ante cualquier reclamación.

“El crowdfunding te abre más mercado y hace que tu proyecto lo vean más personas además de tu familia y amigos” afirma Alfredo Navarro. Según el cineasta noveldense, “no se debe limitar, sino ayudar”.

“El micromecenazgo es un trato entre partes privadas”, asegura Maxi Velloso. “De lo que debería preocuparse el gobierno es de promover plataformas de este estilo y tratarlas como empresas particulares, sin inmiscuirse en su funcionamiento interno”.

¿Qué pasará entonces si se aprueba la ley? Ambos cineastas coinciden en que surgirán nuevas alternativas si el gobierno consigue limitar y controlar el mecenazgo. “Aparecerá una forma de crowdfunding más privada, sin intermediarios entre el creador y el inversor”, cuenta Velloso. Por su parte, Navarro dice que con menos medios se pueden seguir haciendo buenos proyectos. Pero para ello, “hay que cambiar el chip”.

Micromecenazgo en Estados Unidos

“El crowdfunding en EEUU está mejor visto que en España. La intervención gubernamental se limita a tratar a las plataformas como empresas privadas y punto”, asegura el director argentino. “En Estados Unidos se favorece el crowdfunding, de tal manera que quien invierte dinero en nuevos proyectos, se desgrava un porcentaje de los impuestos. En España también desgrava, pero la costumbre no está tan arraigada”, añade el cineasta noveldense.

Cualquier emprendedor en Estados Unidos puede anunciar públicamente su proyecto con el único fin de conseguir financiación privada. La Administración americana ya se encargó de acabar con la prohibición que impedía esta práctica. Además, permitirá a cualquier ciudadano mayor de 18 años aportar dinero en negocios privados. Y es que, ¿cómo no promover el crowdfunding si en 2014 creará casi 300.000 puestos de trabajo e inyectará 65.000 millones de dólares a la economía americana?

Novelda- Japón 0 euros.

En 2008, Alfredo Navarro se propuso llegar desde Novelda (Alicante) hasta Japón sin dinero. Durante los dos meses y medio que duró el viaje, pasó por París, Venecia, Berlín, San Petersburgo y Vladivostok hasta que finalmente, acabó en Osaka. Navarro contaba cada experiencia vivida en su blog, en el que escribía y subía vídeos a tiempo real. “Lo que pedía era ayuda, no dinero. A cambio de transporte, cama o comida, yo hacía un pequeño reportaje de las vidas de aquellos que me tendían su mano” cuenta el noveldense. Finalizado el viaje y llegado el momento de la post-producción, se puso en marcha el proceso de micromecenazgo. Gracias a la participación de todos los que creyeron en el proyecto, Alfredo Navarro pudo crear su libro-DVD con todas las fotografías y vídeos tomados durante su travesía.

Este es solo uno de los tantos ejemplos que demuestran que el crowdfunding en España funciona. Aunque no lo parezca, la cultura mueve masas. “Cuando inviertes, te tiene que gustar el espíritu más que el proyecto en sí”.

El gran interrogante en estos momentos es: ¿tendrá futuro esta propuesta del gobierno? En cualquier caso, como dice Alfredo Navarro “podrán quitar el crowdfuding, pero internet y las redes sociales, no”.

Imagen

Microcuentos

Microcuentos a partir de tres palabras por Andrea Landa Ferrer

Pocas Luces

Un viaje corto, una vuelta manzana.

Marta Villar

Relatos autoficcionados

El mundo de Gatsby

"Maldigo a todos esos locos que quieren gobernar la vida sin las palabras del poeta y sin las manos del artista."

Elocuencia Etérea

Blog de una periodista.

Escritura y música

En este espacio se encuentra una infinita interacción entre versos y canciones

Letras & Poesía

Literatura Independiente

Alex Martínez Web

Toda la información sobre la trayectoria profesional del actor

venerandum

"Abstraerse del momento por el simple hecho de recordarlo."

Mi vida en Tokio Blues

Una carta un 30 de septiembre, un mes de enero sangrando y un anillo para decir 'te quiero'